Práctica Diaria

 

Los miembros de la SGI realizan diariamente una práctica matutina y vespertina denominada gongyo, el cual consiste en la entonación de Nam-myoho-renge-kyo y la recitación de fragmentos del Sutra del loto. La duración de la oración depende de cada individuo. Este acto constituye un momento en que la persona puede reflexionar sobre sus prioridades y conectarse con el profundo ritmo de la vida.

El budismo de Nichiren enseña que las funciones del universo son manifestaciones de un único principio o Ley, expresado como Nam-myoho-renge-kyo. Entonar Nam-myoho-renge-kyo permite a todas las personas percibir esa Ley dentro de su propia vida y entrar en consonancia con su ritmo. Al armonizar la vida con la Ley, el ser humano puede hacer surgir su potencial intrínseco y lograr consecuentemente la armonía en su entorno.

Se trata de una poderosa expresión de fortalecimiento individual que hace que cada persona pueda transformar los inevitables sufrimientos de la vida en factor de crecimiento y plenitud, y ser en una influencia positiva para su familia y su comunidad.

The message will be closed after 20 s
Ajax Loading