Educación Soka

 

Podemos decir que la educación es un privilegio singularmente humano. Es la fuente de inspiración que nos permite ejercer nuestra condición humana en el verdadero sentido de la palabra; gracias a la educación, el hombre puede asumir una visión constructiva de la vida, con compostura y convicción.

Sistema Educativo Soka

 

La SGI tiene sus raíces en la Soka Kyoiku Gakkai (sociedad educativa para la creación del valor), fundada por el pedagogo japonés Tsunesaburo Makiguchi en 1930, quien desarrollo la “teoría del valor” junto a su discípulo Josei Toda. El sucesor del maestro Toda, Daisaku Ikeda, llevo a cabo el anhelo abrigado por sus antecesores y creo el sistema educativo Soka, en el que los estudiantes (desde el jardín de infantes hasta la universidad) son estimulados a forjar un compromiso profundo con la paz y el humanismo; cultivando el carácter, la sabiduría y creatividad en medio de un espíritu de igualdad y aprendizaje mutuo entre alumnos y profesores. Existen jardines de infantes Soka en Sapporo(Japón), Hong Kong, Singapur, Malasia y Brasil. En este ultimo país también hay una escuela primaria, al igual que en Japón, donde también hay colegios de enseñanza secundaria básica y superior.

Universidad Soka

 

La universidad Soka fue inaugurada en abril de 1971; su espíritu fundacional se evidencia claramente en los tres lemas que estipuló su fundador: ser sitial del saber para una educación humanística; ser cuna de una nueva cultura; y ser una fortaleza de la paz para toda la humanidad. Tiene su sede en Hachioji (Tokio) y posee seis facultades y cinco institutos de investigación. En los Estados Unidos funcionan la Universidad Soka de América (ubicada en el condado de Orange, California) y el centro de graduados (en Calabaza, Los Ángeles). Asimismo, con el propósito de fomentar un pensamiento amplio e internacional entre los estudiantes y como una contribución a la paz mundial, la Universidad Soka promueve activamente intercambios culturales y académicos con más de noventa universidades en todo el mundo.

“La humanidad sólo podrá ser liberada del horror cíclico de la guerra cuando formemos nuevas generaciones de personas imbuidas de un profundo respeto por la dignidad suprema de la vida. Para ello, es fundamental el desarrollo e impulso de la educación en todas sus formas”.

Daisaku Ikeda

The message will be closed after 20 s
Ajax Loading